Los coches de segunda mano más fiables de 2017

Una de las principales dudas que nos asaltan al comprar un coche de segunda mano es la que gira en torno a su fiabilidad. ¿En qué estado se encuentra el interior del vehículo?, ¿cómo está el motor?, ¿estaré visitando el taller a los pocos meses de haber comprado el coche?

Todas estas dudas podemos resolverlas haciendo una prueba mecánica antes de nuestra última visita al concesionario de venta de vehículos de segunda mano en Barcelona, pero esto no nos asegura que, en un futuro más o menos cercano, vayamos a sufrir alguna avería.

Sin embargo, existen coches que son más fiables que otros. De hecho, algunas marcas son sinónimos de confianza y se han ganado a pulso el prestigio del que gozan.

A continuación, os presentamos los coches de segunda mano más fiables de cada segmento.

Para identificar los modelos más fiables de 2016, nada mejor que acudir al informe elaborado por la compañía alemana Dekra sobre coches de segunda mano. Esta empresa lleva a cabo inspecciones técnicas y servicios periciales, por lo que están curados de espanto en lo que averías se refieren y cuentan con información de primera mano sobre la fiabilidad de los distintos modelos de coches de segunda mano.

 

Coches pequeños – Honda Jazz

Con todos ustedes, el campeón de campeones de los pesos ligeros: el Honda Jazz (Honda Fit en los mercados no europeos) en su versión de 2008.

Se trata de un utilitario con apariencia de vehículo familiar. De hecho, podríamos describirlo como un monovolumen compacto, ya que, pese a sus reducidas dimensiones, nos sorprende con amplios espacios en el interior. Esta sensación de amplitud se ve incrementada más si cabe gracias a una decoración interior minimalista, luna delantera panorámica y el siempre bienvenido techo solar.

Si a todo esto sumamos una media de consumo inferior a la de cualquier monovolumen y una fiabilidad que hará que nos olvidemos de las visitas al taller, el resultado es un utilitario de lo más interesante.

Coches compactos – BMW Serie 1

Estamos probablemente ante uno de los mayores éxitos de la firma alemana BMW en los últimos años. El BMW Serie 1 revolucionó el mercado de los compactos gracias a su estilo juvenil y atrevido combinado con la clásica elegancia de los vehículos alemanes. Esta combinación dio como resultado un superventas.

En esta ocasión, hablamos de la segunda generación del Serie 1, el modelo de 2011. Los niveles de fiabilidad de este vehículo demostrados en el informe Dekra lo convierten en el alumno aventajado de los compactos. Además, es el único coche del segmento que cuenta con propulsión trasera, proporcionando así una experiencia de conducción única.

Berlinas – Volvo S60/V60

Queda demostrado que los vehículos suecos no son tan sólo “una cara bonita”, sino que además son coches seguros y fiables.

Este Volvo puede pecar de algunos inconvenientes estructurales como pueden ser un espacio de carga en el maletero inferior al de sus competidores, o la escasez de altura en las plazas traseras que puede incomodar a personas más altas que la media. Pero en cuanto a fiabilidad se refiere la situación es clara: el Volvo S60 o el V60 en sus modelos de 2010 hacen menos visitas a los talleres que cualquiera de sus competidores.

Berlinas grandes – Audi A6

El Audi A6 es una berlina premium y eso se nota nada más verla. El exterior de este vehículo transmite elegancia y lujo por los cuatro costados, cosa que viene siendo habitual en Audi. Cuando nos adentramos en su interior, observamos acabados de gran calidad y accesorios premium.

Además, el Audi A6 en su modelo de 2011 registra un nivel de fiabilidad 4 veces superior al de sus competidores en el segmento.

Todoterrenos y SUV – Audi Q5

En medio del fenómeno SUV, la firma teutona Audi vuelve a hacerse un hueco son sus modelos Q3, Q5 y Q7.

En este caso nos centramos en el Audi Q5, más concretamente en su versión de 2008. Como la amplia mayoría de los SUV, se trata de un vehículo que cabalga entre los turismos y los todoterrenos. Su apariencia, fuerte y compacta, se complementa con interiores afables, elegantes y con alto equipamiento tecnológico. Además, suelen contar con neumáticos de carretera, por lo que podremos aprovechar su elevada altura para circular por algún que otro camino fuera del asfalto, pero siempre por pistas que no presenten grandes dificultades.

Sin lugar a dudas, el Audi Q5 de 2008 es una opción más que interesante si tienes en mente comprar un SUV de segunda mano, ya que se trata del vehículo más fiable del segmento.