Adquirir un motor en un desguace de automóviles

En este artículo queremos ofrecerte una serie de consejos acerca de qué aspectos debes tener presentes ya antes de meditar en comprar un motor en un desguace de vehículos.

 

Sin duda, se trata de una decisión que debe tomar con seguridad, ya que si bien, de entrada, supone una opción más económica que un motor nuevo, debe tener en consideración una serie de puntos para asegurar que el repuesto que vas a adquirir está en buenas condiciones.

 

Como blog reconocido en el ámbito del motor, para garantizar el estado inmejorable de un motor de segunda mano, recomendamos comprobar su funcionamiento cuando menos a lo largo de unos quince minutos.

 

Un comprador inteligente deberá saber entender los posibles ruidos que emita el motor, no sólo los fuertes sino más bien también los tenues, puesto que pueden ser indicadores de algún problema.

 

Hay que prestar especial atención a la junta de la culata, ya que si llegara a fallar nos encontraríamos ante una de las averías más caras de reparar.

 

La marcha del sistema de refrigeración es asimismo básico en el momento de comprobar que el propulsor de ocasión que adquirirás pueda tener una extensa vida útil. De esta forma, evitaremos que sufra recalentamientos que puedan llegar a poner en peligro piezas clave del automóvil.

 

El gasto de aceite y de agua asimismo hay que revisarlo muy pausadamente. Por un lado, es importante para controlar cuánto nos va a costar el mantenimiento de ese motor y, por otra, para detectar posibles pérdidas de agua o bien aceite. Si no las encontráramos con tiempo, correríamos el peligro de que el motor se estropeara en caso de quedarse totalmente sin estos líquidos.